Dios,  El Ángulo Abierto de la Noche,  Karina Luz,  poemas,  poesía

Dios

1
Sobre los hombros de Tutankhamon se dividen los días del pasado egipcio
nadie habrá soplado ningún viento o lágrima
sobre las breves islas de mis ojos donde agoniza la mañana
nadie habrá construido pirámides de amor.
Por la noche sabré respirar
el verde sueño donde encuentro una voz.
Escuchar
las luces matinales que descienden del ocaso
y sangrar hondamente campanas de Dios.
2
Hoy me desperté con el sabor de haber volado
mis pómulos eran de garras
mis labios sangraban plumas
mis dedos blandían garras.
Vi una fuerza oscura detrás del cielo,
unos brazos blancos desgarraban mi nuca…
¡Ven, ven…!
─Never let a man make you kill yourself.
¡harr, harr!
─I wake from life without warning.
3
Ella mecía sus cabellos en la frente
Ella me hacía desearla por las noches
Yo despertaba soñándola de blanco
Como un retrato en sepia
de mil novecientos treinta.
El cielo nuevo de un viejo amanecer
canta para mí,
lo presiento
alguien va a existir.
Después de tantos años he venido a crearte
te hablo de frente, sin miramientos.
Yo soy el ángulo que narró tu infancia, en esa holgada falda como pantalones grandes,
te quise lo suficiente como para exiliarte
Quise acampar sobre tu muerte.
De joven me enlisté para la Armada
nadie más sabía de fusiles
tú me viste cargar la escopeta fúnebre
Preguntaste por qué no te invité.
Entonces te diste cuenta, así debía ser
Tú sola,
yo con el Verbo,
gestando algún ejército demente
salteando aguas de azar por el gras rojo
huyendo hacia tus noches sin poder escapar.
Pero, ¿quién querría escapar de ti?
Sólo se aterran por tu voz y tus manos
¿quién podría no mirarte como a un dios?
Sólo se aterran por tu voz, y tus manos
Aunque digan te he buscado siempre
te he visto en sueños cósmicos idiotas
Nadie podrá descifrar tu cabello, tu botón azul, tus brazos de hielo meciendo el verano inédito.
Yo me quedaré en el gras verde
con mi cabello blanco esperando a que a salgas del sol
(Esperando)
No vaya a ser que asciendas
tatuada en una lápida escribiendo himnos de luz
Quisiera tener una Sylvia Plath.
 
 
 
 
© Karina Luz

 

© El Ángulo Abierto de la Noche

 

 

 

 

 

 

Please follow and like us:

Karina Luz Bocanegra (Perú, 1986) es escritora, gestora cultural y comunicadora social. Fue distinguida en certámenes literarios a nivel nacional. Ha publicado El Ángulo Abierto de la Noche (2015), Planeta Délfico y otros cuentos (2017), Enlightenment of Derangement (2018), En este desierto florecen océanos (2018) y El Guardián del Planeta Délfico (2018). Fue invitada como escritora a eventos literarios nacionales e internacionales entre los que destacan el I Encuentro de Poesía Joven en Ecuador (Ministerio de Cultura de El Oro) y «Arequipa Imaginada» (Ministerio de Cultura del Perú). Poemas y cuentos de su autoría fueron publicados en antologías y revistas de Perú, México, España e Isla Margarita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *