• escribir,  escritor,  escritora,  escritura,  Günter Grass,  Karina Luz,  libertad,  Literatura,  narrativa,  novela,  sueños

    Sobre el acto de escribir

    La Literatura es como un ave majestuosa cuyas garras no conocen la piedad: atraviesan los océanos, desgarran el firmamento con pasión. Escribir, entonces, se convierte en un acto de inmolación: una está completamente expuesta, a merced de esas garras inverosímiles, aun, posibles. Es un error pensar que la escritura arribará a algún puerto sin el buque de la lectura, y es que uno no puede alimentarse solo de agua, también se necesita el pan. Pero no solo de pan vive el ser, sufrimos de carencias profundas: la Literatura es el alimento por excelencia. Recientemente tuve el placer de escribir una novela. Durante el proceso creativo, que es sagrado, tuve lagunas…

  • corrección de estilo,  escribir,  libro,  Literatura,  ortografía,  publicar un libro

    Pienso, luego publico

    En una entrevista, el gran Julio Cortázar recomendaba a los jóvenes que quieren ser escritores, no apresurarse a publicar pues podrían arrepentirse en el futuro. Y es que el texto tiene misterios que a veces no podemos descifrar. Lo que uno escribiera en un determinado momento puede parecer de calidad, digno de enviarse a la imprenta ya; sin embargo, con el pasar de los días, de los meses, de los años, el mismo texto que fue fabuloso ahora parece algo vergonzoso. ¿Cómo pasó esto? La respuesta es simple: el texto maduró, nosotros maduramos, y se reflejó su verdadero calibre, es decir, no resistió a las inclemencias del tiempo, de los…

  • Alejandra Pizarnik,  belleza,  Eduardo Mendoza,  escribir,  Literatura,  poesía,  Premio Cervantes 2016,  Walt Whitman

    A pesar de todo, sigo escribiendo

      «Deja de escribir, con eso no llegarás a nada. Búscate un trabajo…», habían sido las palabras del progenitor de Eduardo Mendoza, premio Cervantes 2016. Y es que si Ud. es escritor y está leyendo esto, probablemente sienta que en algún momento de su vida alguien le insinuó algo similar, quizás animado por la inercia o el deseo de parecer más sensato. ¿Alguna vez ha sentido que cuando lee o escribe, la culpa de hacerlo asalta las paredes de su mente y una voz le dice: «deberías trabajar en algo realmente productivo, que dé dinero»; seamos honestos, a menos que Ud. sea Mario Vargas Llosa o Isabel Allende, lo más…